Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

Cortos de Laica 156

Expandir mensajes
  • Francisco Javier Lagunes Gaitán
    *Cortos de Laica 156 * La violencia transita con frecuencia por caminos muy sutiles que, quizá por ello, se nutren de la impunidad. No falta que, a nombre de
    Mensaje 1 de 1 , 24 may 2008
    Ver origen
    • 0 Archivo adjunto

      Cortos de Laica 156 


      La violencia transita con frecuencia por caminos muy sutiles que, quizá por ello, se nutren de la impunidad. No falta que, a nombre de la moral, se demanden y establezcan relaciones basadas en la sumisión, la irracionalidad y la violencia. Aunque, como contrapeso, también asoman de manera firme percepciones y actitudes críticas y éticas que conducen al diálogo e intercambio entre iguales. El investigador lituano, Emmanuel Levinas expuso opiniones respecto a estos temas en su libro Difícil Libertad, particularmente en el capítulo Ética y Espíritu (Ed. Fineo-Limond, México, 2006):

       

      Es violenta toda acción que se impulsa como si uno fuera el único que interviene, como si el resto del universo sólo estuviera ahí para recibir la acción; es violenta también, por tanto, toda acción que soportamos sin ser desde todo punto de vista sus colaboradores.

       

      Razón y lenguaje son exteriores a la violencia. Ellos son el orden espiritual. Y si la moral debe verdaderamente excluir la violencia, es preciso que un lazo profundo vincule razón, lenguaje y moral. Y si la religión coincide con la vida espiritual, es necesario que sea esencialmente ética. Inevitablemente un espiritualismo de lo Irracional es una contradicción.

       

      El milagro comporta un aspecto irracional. No porque choque con la razón, sino porque no apela a ella. Espiritualizar una religión no consiste en juzgar sus experiencias a la luz  de los resultados científicos del momento, sino comprender esas experiencias mismas como relaciones entre inteligencias, relaciones situadas a plena luz de la conciencia y del discurso. La intervención del inconsciente, y en consecuencia, de los horrores y de los éxtasis que en él se nutren, todo eso remonta a la violencia.

       

      Hablar es, al mismo tiempo que conocer al otro, darse a conocer por él. El otro no es sólo conocido, sino saludado. No sólo es nombrado, sino también invocado. No pienso sólo en lo que él es para mí, sino también y al mismo tiempo, e incluso antes, lo que soy para él.

       

      Ese comercio que la palabra implica  es precisamente la acción sin violencia: el agente, en el momento mismo de la acción, renunció a toda dominación y a toda soberanía, se expone ya a la acción del otro, en la espera de respuesta. Hablar y escuchar son todo uno, no se suceden. Hablar instituye así la relación moral de igualdad. 

       

      La palabra se dirige al rostro. El rostro, en cuanto a él, es inviolable; esos ojos absolutamente desprotegidos, la parte más desnuda del cuerpo humano, ofrecen, sin embargo, una resistencia absoluta…Nada se opone más, en efecto, a la relación con el rostro, que el "contacto" con lo Irracional y el misterio. La presencia del rostro es, precisamente, la posibilidad misma de entender al otro.

       

      La sociedad es el milagro que comporta el hecho de salir de uno mismo. El violento no sale de uno mismo. Toma, posee. La posesión niega la existencia independiente. Toda experiencia del mundo es al mismo tiempo experiencia de sí, goce de sí: me forma, me nutre. El conocimiento que nos hace salir de nosotros nos representa una suerte de lenta absorción y digestión de la realidad.

       

      Frente por la Cultura Laica

       

      Busca la colección completa de Cortos de Laica en la siguiente dirección:

      http://www.libertadeslaicas.org.mx/paginas/Enciclopedia/EncicloCortosLaica.htm

      Los Cortos de Laica como Estampas Laicas:

      http://www.17.edu.mx/index.php?cont=85

      Otra versión se halla en una interesante página publicada en Lima, Perú: http://www.cuerpoyderechos.info/home/seccion_detalle.php?ID=61

      Cortos de Laica 156


    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.