Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

La Asociación Británica de Psicología llama al ca mbio de paradigma en salud mental

Expandir mensajes
  • Walter Varillas GMAIL
    De: Arlindo da Silva Lourenço Fecha: 27 de mayo de 2013 14:03 Asunto: [escolacontinentaldasaudedotrabalhador] Importante que lo
    Mensaje 1 de 2 , 27 may 2013
    • 0 Archivo adjunto
      De: Arlindo da Silva Lourenço <arlindolourenco@...>
      Fecha: 27 de mayo de 2013 14:03
      Asunto: [escolacontinentaldasaudedotrabalhador] Importante que lo lean profesionales de Salud Mental.


       

       
      Arlindo da Silva Lourenço
      (11) 99902-7227



      La Asociación Británica de Psicología llama al cambio de paradigma en salud mental
      Infocop | 16/05/2013 5:36:00
       
      IDIOMA INGLÉS PDF  abrir http://dxrevisionwatch.files.wordpress.com/2013/05/position-statement-on-diagnosis-master-doc.pdf
         
      Enviar por email |
       

      Tras el anuncio del Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU. (National Institute of Mental Health - NIMH) de dar la espalda a la clasificación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders - DSM) y elaborar una nueva clasificación diagnóstica basada en marcadores objetivos y biológicos, la División de Psicología Clínica de la Asociación Británica de Psicología (British Psychological Society - BPS) aviva aún más la polémica mostrando su oposición a la aplicación del modelo biomédico para la comprensión de los trastornos mentales.

      Con esta finalidad ha hecho pública, el pasado 13 de mayo de 2013, la Declaración de Posicionamiento sobre la clasificación de la conducta y la experiencia en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales – es el momento de un cambio de paradigma (Position Statement  on the Classification of Behaviour and Experience in relation to Functional Psychiatric Diagnoses - Time for a Paradigm Shift).

      En dicho comunicado, la División de Psicología Clínica de la BPS realiza un llamamiento internacional para el abandono definitivo del modelo de “enfermedad y diagnóstico” en salud mental, manifestando que “es oportuno y apropiado afirmar públicamente que el actual sistema de clasificación diagnóstica, en el que se basan el DSM y el CIE, con respecto a los diagnósticos psiquiátricos funcionales, presenta limitaciones conceptuales y empíricas significativas. Por consiguiente, es necesario realizar un cambio de paradigma en relación con las experiencias a las que se refieren dichos diagnósticos, hacia un sistema conceptual que no esté basado en un modelo de enfermedad”.

      Calificado en varios medios de comunicación como “una acción atrevida y sin precedentes para un colegio profesional, el llamamiento de la División de Psicología Clínica de la BPS ha causado un gran revuelo en el campo de la medicina y ha sido portada de una de las publicaciones de mayor impacto en el Reino Unido, The Observer, un suplemento de la revista The Guardian, a través de una serie de artículos: Medicine’s big new battleground: does mental illness really exist? (Nuevo campo de batalla en la Medicina: ¿existe realmente la enfermedad mental?) y Psychiatrists under fire in mental health battle (Los psiquiatras bajo el fuego de la batalla en salud mental).

      En resumen, si bien la División de Psicología Clínica de la BPS reconoce que un sistema de clasificación resulta fundamental en medicina para facilitar la comunicación, seleccionar la intervención, identificar la etiología, predecir los resultados y proporcionar una base para la investigación, no hay que olvidar que “para que sea eficaz debe ser un sistema fiable y válido” y no ser objeto de continuas revisiones que “ponen en evidencia su falta de validez”.

      A este respecto, la División de Psicología Clínica de la BPS señala que los llamados diagnósticos “funcionales” –esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno de la personalidad, trastorno por déficit de atención, etc.- se presentan como una declaración objetiva de los hechos, pero son, en esencia, juicios clínicos basados en la observación y la interpretación de la conducta y del auto-informe del usuario, por lo que están sujetos a variaciones y sesgos, lo que limita su validez. Además, la División de Psicología Clínica de la BPS advierte que estas formas de clasificación generan perjuicios en la práctica clínica, tales como la creciente medicalización de los problemas de ansiedad y del comportamiento (cuyo impacto es mucho más grave en el caso de los niños y adolescentes), entre otros inconvenientes.

      Por el contrario, existen pruebas concluyentes de que el sufrimiento humano es el resultado de una compleja combinación de factores psicológicos y sociales, argumenta la División de Psicología Clínica de la BPS, y la ciencia ha validado repetidamente la eficacia de la evaluación psicológica, la formulación psicológica y la intervención psicológica en el tratamiento de estos problemas donde la etiología psicosocial desempeña un papel crucial. En su Declaración, la División de Psicología Clínica de la BPS se posiciona a favor de la formulación psicológica (en vez del diagnóstico psiquiátrico) e insta a estrechar la colaboración entre los usuarios de los servicios de salud y los diferentes profesionales sanitarios para elaborar un sistema que tenga en cuenta el origen biopsicosocial del sufrimiento humano.

      De esta manera, y tan sólo unos días antes de que se de a conocer el nuevo manual diagnóstico DSM-V, la Declaración de la División de Psicología Clínica de la BPS siembra el revuelo en el mundo científico, al igual que lo hizo el NIMH la semana pasada. No obstante, y si bien tanto el NIMH como la BPS ponen en duda la utilidad de las actuales clasificaciones en salud mental, existe una crucial diferencia entre ambas entidades. Mientras que el NIMH (así como un creciente grupo de eminentes psiquiatras que tampoco apoyan estos sistemas de clasificación) continúa empeñado en seguir el modelo biomédico a toda costa – mediante la búsqueda de biomarcadores inequívocos y partiendo de una postura muy poco científica que asume como verdadero algo que todavía la ciencia tiene que demostrar, esto es, que los trastornos mentales son trastornos biológicos -, la BPS considera que existe una clara justificación y necesidad para un cambio de paradigma en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales, decantándose a favor de un enfoque multifactorial, que contextualice el malestar y la conducta, y que reconozca la complejidad de las interacciones implicadas en la experiencia humana.

      Finalmente, en un intento de llegar a un entendimiento con todas las partes implicadas, la División de Psicología Clínica de la BPS aclara en su Declaración que esta postura no debe interpretarse como una negación del papel de la biología a la hora de mediar y posibilitar las experiencias humanas, las conductas y el malestar en todas sus manifestaciones”, así como que tampoco pretende atacar a ninguna otra profesión sanitaria, sino a los modelos teóricos que se aplican en la comprensión de la naturaleza de los trastornos mentales.

      Se puede acceder a la Declaración de la División de Psicología Clínica de la BPS en el siguiente enlace:

      Position Statement on the Classification of Behaviour and Experience in Relation to Functional Psychiatric Diagnoses - Time for a Paradigm Shift

       

       

      Artículos Relacionados
      El National Institute of Mental Health de EE.UU. abandona la clasificación DSM
      Graves limitaciones del DSM-5: acciones de la APA
      LOS ENCARGADOS DE ELABORAR EL DSM-V, DAN MARCHA ATRÁS EN ALGUNAS DE SUS DECISIONES
      CIE-11 O DSM-V ¿CUÁL DEBEMOS UTILIZAR?- ENTREVISTA AL DIRECTOR DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS TRASTORNOS MENTALES Y DEL COMPORTAMIENTO DE LA CIE-11 (OMS)
      EL DSM-V CONTINÚA SEMBRANDO POLÉMICA DEBIDO A LOS CONFLICTOS DE INTERESES DE SUS COMITÉS
      PSICÓLOGOS DE REINO UNIDO MUESTRAN SU DESACUERDO CON EL DSM-V
      DESTRUYENDO LOS MITOS SOBRE LOS DIAGNÓSTICOS Y LOS PSICOFÁRMACOS EN SALUD MENTAL
      Los tratamientos psicológicos funcionan, nueva campaña de la APA
      “INSISTIR EN UNA VISIÓN DE LA DEPRESIÓN COMO ENFERMEDAD Y OFRECER COMO ALTERNATIVA LOS PSICOFÁRMACOS ES UN ERROR” – ENTREVISTA A JORGE BARRACA
      DANIEL CARLAT Y LA ALIANZA ENTRE LA PSIQUIATRÍA Y LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
      ROBERT WHITAKER Y LOS EFECTOS NOCIVOS DE LOS PSICOFÁRMACOS
      LOS ANTIDEPRESIVOS EN TELA DE JUICIO - ENTREVISTA AL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN DE IRVING KIRSCH
      ¿SON LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS ENFERMEDADES COMO OTRA CUALQUIERA?
      "LA INVENCIÓN DE LOS TRASTORNOS MENTALES" SIEMBRA LA POLÉMICA
       


    • Hector Jesus Chunga Morales
      La buena noticia de sicólogas/os británicos oponiéndose a la versión biomedicalizada de la ciencia sicológica ocurre mientras en el Perú son de opinión
      Mensaje 2 de 2 , 27 may 2013
      • 0 Archivo adjunto
        La buena noticia de sicólogas/os británicos oponiéndose a la versión biomedicalizada de la ciencia sicológica ocurre mientras en el Perú son de opinión pública, sin liderazgos que orienten o pauteen cómo abordarlos "socialmente", asuntos que se imbrican e influyen entre sí y sobre los índices conocidos de creciente angustia, estress, y violencia entre peruanas/os: (1) la "inseguridad ciudadana", (2) las políticas iniciales de Diálogo preventivo y gestión del Diálogo en el (no sólo "para" el) desarrollo de pueblos y personas (superando los límites de la "gestión de conflictos"), y (3) la "depresión" de un ex presidente violador como sustento de un indulto humanitario que, a muchos, huele a vindicar impunidad sin reconciliación democrática. Estos tres asuntos de gran impacto mediático pulsean, hacen observable cuánto avanzamos o retrocedemos en la aperturada transición democrática -recuperada o conquistada- en los inicios de la última década del siglo XX por el mayoritario Perú de los cuatro suyos.

        Este último asunto -el de la depresión presidencial como posible causal de indulgencia presidencial- es un asunto de Estado de Derecho - irresuelta Reconciliación - y, en el plano científico-tecnológico, de disminuidas posiciones de la Sicología y la Siquiatría que no han identificado -ya lo harán a futuro posiblemente- que el/la criminal de lesa humanidad es un peligro perversor social, un sociopata, del ab-uso del poder contra la naturaleza de la humanidad: nuestra libertad-realización-vida digna-singularidad-diferencia-derecho a disentir, sólo perdonable si aquél/lla causante intenta aceptarlo responsable y autocríticamente para que la humanidad -no sólo la peruana- transite, con él/ellos incluidos, la superación del trauma a la salud: un nuevo equilibrio de nuevas reglas de convivencia democrática.

        Aunque recién conoceremos la real trascendencia de la movida británica, desde ya es un buen signo, ojalá fructifique por caminos efectivamente no esotéricos, sino materiales. Sigamos haciendo la pelea -práctica- porque la sicología se sostenga como ciencia, a partir que sabemos que la personalidad (el ser humano en desarrollo desplegando su potencial y capacidades, es decir, ejerciendo nuestra libertad-responsable) es un nivel superior de organización de la materia (transformada en ello socialmente para la conservación y mejora de todas sus demás formas naturales: sostenibilidad que le llamamos), asumiendo la heterogeneidad humana, la singularidad de la persona, superando la medicalización de nuestra salud socio-emocional (mal llamada "mental" ¡ basados en la -inevitablemente histórica, hoy desfasada- sanidad pre fabril homogenizadora y autoritaria del des-conocimiento del siglo XVI, que salvó a la oscuridad cambiándo su anterior base unilaterial: la fé, por otra unilateralidad: la razón, y a que la posterior homogenización estatista-autoritaria del trabajo y de la educación negaban a la iniciativa individual en nombre de un orden que, también, requería "normalizar" la salud en contra de la libertad del desarrollo personal -la diferencia enriquecedora-, intrínsicamente humana, garantizando una base común de iguales oportunidades (el aporte final del siglo XX, como consensuamos ahora, que todavía no cancelamos) !).

        Gracias por tu envío estimado Walter: no sabía de algo parecido desde que a inicios de los '80 en que nuestra facultad universitaria (URP) tuvimos la oportunidad de beber de una pluralidad de pensamientos y prácticas sicológicas integradas de maestras/os de otras universidades (UNMSM, PUCP, UCH) -gracias a la gestión estudiantil de dos promociones anteriores- entre las que resaltó el cuestionamiento de inicios de los ' 70 a la anterior siquiatría deshumanizadora y abusadora de las personas, asunto que toca de fondo los derechos humanos, y -por otra parte- cuando se iniciaba lo que se desarrolló como sicología comunitaria posteriormente.

        Atte.,

        Héctor Jesús Chunga Morales
        desde la cuenca del Mariño en Abancay
        aprendiendo-compartiendo en el desarrollo 
        emprendedor de las familias pequeño productoras
        d´sta parte del sur central hacia el altoandino.


        De: Walter Varillas GMAIL <wvarillas@...>
        Para: DGLOCAL Grupo <dglocal@...>; rst-peru@yahoogroups.com; RSST Yahoogroups <RSST@...>; RSST <rsst@...>
        Enviado: Lunes 27 de Mayo de 2013 14:25
        Asunto: [dglocal] La Asociación Británica de Psicología llama al cambio de paradigma en salud mental

         
        De: Arlindo da Silva Lourenço <arlindolourenco@...>
        Fecha: 27 de mayo de 2013 14:03
        Asunto: [escolacontinentaldasaudedotrabalhador] Importante que lo lean profesionales de Salud Mental.


         
         
        Arlindo da Silva Lourenço
        (11) 99902-7227



        La Asociación Británica de Psicología llama al cambio de paradigma en salud mental
        Infocop | 16/05/2013 5:36:00
         
        IDIOMA INGLÉS PDF  abrir http://dxrevisionwatch.files.wordpress.com/2013/05/position-statement-on-diagnosis-master-doc.pdf
           
        Enviar por email |
         
        Tras el anuncio del Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU. (National Institute of Mental Health - NIMH) de dar la espalda a la clasificación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders - DSM) y elaborar una nueva clasificación diagnóstica basada en marcadores objetivos y biológicos, la División de Psicología Clínica de la Asociación Británica de Psicología (British Psychological Society - BPS) aviva aún más la polémica mostrando su oposición a la aplicación del modelo biomédico para la comprensión de los trastornos mentales.
        Con esta finalidad ha hecho pública, el pasado 13 de mayo de 2013, la Declaración de Posicionamiento sobre la clasificación de la conducta y la experiencia en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales – es el momento de un cambio de paradigma (Position Statement  on the Classification of Behaviour and Experience in relation to Functional Psychiatric Diagnoses - Time for a Paradigm Shift).
        En dicho comunicado, la División de Psicología Clínica de la BPS realiza un llamamiento internacional para el abandono definitivo del modelo de “enfermedad y diagnóstico” en salud mental, manifestando que “es oportuno y apropiado afirmar públicamente que el actual sistema de clasificación diagnóstica, en el que se basan el DSM y el CIE, con respecto a los diagnósticos psiquiátricos funcionales, presenta limitaciones conceptuales y empíricas significativas. Por consiguiente, es necesario realizar un cambio de paradigma en relación con las experiencias a las que se refieren dichos diagnósticos, hacia un sistema conceptual que no esté basado en un modelo de enfermedad”.
        Calificado en varios medios de comunicación como “una acción atrevida y sin precedentes para un colegio profesional, el llamamiento de la División de Psicología Clínica de la BPS ha causado un gran revuelo en el campo de la medicina y ha sido portada de una de las publicaciones de mayor impacto en el Reino Unido, The Observer, un suplemento de la revista The Guardian, a través de una serie de artículos: Medicine’s big new battleground: does mental illness really exist? (Nuevo campo de batalla en la Medicina: ¿existe realmente la enfermedad mental?) y Psychiatrists under fire in mental health battle (Los psiquiatras bajo el fuego de la batalla en salud mental).
        En resumen, si bien la División de Psicología Clínica de la BPS reconoce que un sistema de clasificación resulta fundamental en medicina para facilitar la comunicación, seleccionar la intervención, identificar la etiología, predecir los resultados y proporcionar una base para la investigación, no hay que olvidar que “para que sea eficaz debe ser un sistema fiable y válido” y no ser objeto de continuas revisiones que “ponen en evidencia su falta de validez”.
        A este respecto, la División de Psicología Clínica de la BPS señala que los llamados diagnósticos “funcionales” –esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno de la personalidad, trastorno por déficit de atención, etc.- se presentan como una declaración objetiva de los hechos, pero son, en esencia, juicios clínicos basados en la observación y la interpretación de la conducta y del auto-informe del usuario, por lo que están sujetos a variaciones y sesgos, lo que limita su validez. Además, la División de Psicología Clínica de la BPS advierte que estas formas de clasificación generan perjuicios en la práctica clínica, tales como la creciente medicalización de los problemas de ansiedad y del comportamiento (cuyo impacto es mucho más grave en el caso de los niños y adolescentes), entre otros inconvenientes.
        Por el contrario, existen pruebas concluyentes de que el sufrimiento humano es el resultado de una compleja combinación de factores psicológicos y sociales, argumenta la División de Psicología Clínica de la BPS, y la ciencia ha validado repetidamente la eficacia de la evaluación psicológica, la formulación psicológica y la intervención psicológica en el tratamiento de estos problemas donde la etiología psicosocial desempeña un papel crucial. En su Declaración, la División de Psicología Clínica de la BPS se posiciona a favor de la formulación psicológica (en vez del diagnóstico psiquiátrico) e insta a estrechar la colaboración entre los usuarios de los servicios de salud y los diferentes profesionales sanitarios para elaborar un sistema que tenga en cuenta el origen biopsicosocial del sufrimiento humano.
        De esta manera, y tan sólo unos días antes de que se de a conocer el nuevo manual diagnóstico DSM-V, la Declaración de la División de Psicología Clínica de la BPS siembra el revuelo en el mundo científico, al igual que lo hizo el NIMH la semana pasada. No obstante, y si bien tanto el NIMH como la BPS ponen en duda la utilidad de las actuales clasificaciones en salud mental, existe una crucial diferencia entre ambas entidades. Mientras que el NIMH (así como un creciente grupo de eminentes psiquiatras que tampoco apoyan estos sistemas de clasificación) continúa empeñado en seguir el modelo biomédico a toda costa – mediante la búsqueda de biomarcadores inequívocos y partiendo de una postura muy poco científica que asume como verdadero algo que todavía la ciencia tiene que demostrar, esto es, que los trastornos mentales son trastornos biológicos -, la BPS considera que existe una clara justificación y necesidad para un cambio de paradigma en relación con los diagnósticos psiquiátricos funcionales, decantándose a favor de un enfoque multifactorial, que contextualice el malestar y la conducta, y que reconozca la complejidad de las interacciones implicadas en la experiencia humana.
        Finalmente, en un intento de llegar a un entendimiento con todas las partes implicadas, la División de Psicología Clínica de la BPS aclara en su Declaración que esta postura no debe interpretarse como una negación del papel de la biología a la hora de mediar y posibilitar las experiencias humanas, las conductas y el malestar en todas sus manifestaciones”, así como que tampoco pretende atacar a ninguna otra profesión sanitaria, sino a los modelos teóricos que se aplican en la comprensión de la naturaleza de los trastornos mentales.
        Se puede acceder a la Declaración de la División de Psicología Clínica de la BPS en el siguiente enlace:
         
         

        Artículos Relacionados
        El National Institute of Mental Health de EE.UU. abandona la clasificación DSM
        Graves limitaciones del DSM-5: acciones de la APA
        LOS ENCARGADOS DE ELABORAR EL DSM-V, DAN MARCHA ATRÁS EN ALGUNAS DE SUS DECISIONES
        CIE-11 O DSM-V ¿CUÁL DEBEMOS UTILIZAR?- ENTREVISTA AL DIRECTOR DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS TRASTORNOS MENTALES Y DEL COMPORTAMIENTO DE LA CIE-11 (OMS)
        EL DSM-V CONTINÚA SEMBRANDO POLÉMICA DEBIDO A LOS CONFLICTOS DE INTERESES DE SUS COMITÉS
        PSICÓLOGOS DE REINO UNIDO MUESTRAN SU DESACUERDO CON EL DSM-V
        DESTRUYENDO LOS MITOS SOBRE LOS DIAGNÓSTICOS Y LOS PSICOFÁRMACOS EN SALUD MENTAL
        Los tratamientos psicológicos funcionan, nueva campaña de la APA
        “INSISTIR EN UNA VISIÓN DE LA DEPRESIÓN COMO ENFERMEDAD Y OFRECER COMO ALTERNATIVA LOS PSICOFÁRMACOS ES UN ERROR” – ENTREVISTA A JORGE BARRACA
        DANIEL CARLAT Y LA ALIANZA ENTRE LA PSIQUIATRÍA Y LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA
        ROBERT WHITAKER Y LOS EFECTOS NOCIVOS DE LOS PSICOFÁRMACOS
        LOS ANTIDEPRESIVOS EN TELA DE JUICIO - ENTREVISTA AL EQUIPO DE INVESTIGACIÓN DE IRVING KIRSCH
        ¿SON LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS ENFERMEDADES COMO OTRA CUALQUIERA?
        "LA INVENCIÓN DE LOS TRASTORNOS MENTALES" SIEMBRA LA POLÉMICA
         



      Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.