Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

Vacuna contra el papiloma, un invento mexicano

Expandir mensajes
  • ceish2000
    Les enviamos el artículo publicado el día martes 24 de mayo del 05 en el Periódico Diario Monitor; Sección: Revista Pág. 1
    Mensaje 1 de 1 , 5 jun 2005
    • 0 Archivo adjunto
      Les enviamos el artículo publicado el día martes 24 de mayo del 05
      en el Periódico Diario Monitor; Sección: Revista Pág. 1

      *****************************************************************

      Vacuna contra el papiloma, un invento mexicano


      El doctor Ricardo Rosales Ledesma, del Instituto de Investigaciones
      Biomédicas de la UNAM, desarrollo la vacuna terapéutica que en
      septiembre
      estará disponible para la comunidad médica de México, un país en
      donde
      mueren 5 mil mujeres al año debido al cáncer cervicouterino
      estimulado por
      el virus de papiloma humano

      Fernando González G.

      Desde hace más de 15 años, la muerte asociada con el cáncer del
      cuello de la
      matriz ocupa un lugar preponderante en México, a tal grado de que
      cada año
      mueren casi 5 mil mujeres por esa causa. La condición primaria para
      el
      desarrollo de este tumor maligno es la aparición de algunos tipos
      del
      Virus del Papiloma Humano (VPH), los cuales tienen un potencias
      canceroso
      que podría nulificarse en gran medida si las mujeres se practicaran
      regularmente un estudio de citología vaginal o papanicolau.

      En la actualidad, algunos grupos de investigadores de Estados Unidos
      y
      Europa trabajan en el desarrollo de una vacuna profiláctica
      (preventiva) que
      impida el desarrollo del VPH, pero en México ya se encuentra
      disponible una
      vacuna terapéutica que es producto de investigaciones realizadas
      durante
      más de 13 años, la cual ha demostrado su eficacia para eliminar las
      lesiones
      precancerosas causadas por el VPH, al tiempo que protege al
      organismo de
      nuevas infecciones.

      El inventor de la vacuna, el doctor en Biología Molecular Ricardo
      Rosales
      Ledesma, ha desarrollado su trabajo en el interior del Instituto de
      Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de
      México
      (UNAM).

      En entrevista para Diario Monitor , el investigador afirma que él es
      el
      propietario de la vacuna y que en estos momentos no puede definir si
      la
      Máxima Casa de Estudios participara de las ganancias que se
      obtengan por la
      venta del reactivo biológico de su invención.

      La empresa que se encargara de la producción y distribución de la
      vacuna,
      cuyo nombre es Oncovacc, es el laboratorio mexicano Orbi Pharma.
      Welwitschia
      Ceja Quiroz, jefe de producto de la casa farmacéutica informo que el
      antídoto deberá estar disponible para la comunidad médica en
      septiembre, una
      vez que se cumpla con los últimos requisitos que marca la Secretaria
      de
      Salud. Los costos del adelanto científico se encuentran en estudio,
      aunque
      se espera que estén ala alcance de la mayoría de la población
      mexicana.


      Datos Clínicos
      El doctor Mario López Contreras, pionero en el tratamiento de 1as
      lesiones
      precancerosas con esta vacuna y quien ha sido responsable de la
      coordinación
      dé los protocolos científicos que se han realizado hasta el momento,
      explica a Diario Monitor que se ha comprobado mediante estudios de
      biología
      molecular (describen el DNA del virus) que el cáncer cervicouterino
      se
      asocia con el VPH en más del 95 por ciento de los casos.

      Es pertinente aclarar que hay más de una centena de microbios que
      pertenecen
      á la familia del VIH. Algunos de ellos, por ejemplo; causan las
      desagradables verrugas que aparecen en la espalda, el cuello o las
      manos,
      pero son inofensivos y su eliminación se relaciona más con un
      problema
      estético. Otros más, entre 25 y 30, son capaces de infectar los
      genitales, y
      de éstos, la mitad tiene el potencial de generar problemas de tipo
      precanceroso.

      Los tipos de virus que afectan con mayor frecuencia los genitales
      externos
      (labios mayores, menores, glande), dice el doctor López
      Contreras, "son los
      que poseen poco poder oncogénico, es decir, el número seis y el 11;
      en
      cambio, los más perniciosos, el 16 y 18, los que afectan al cuello
      de 1a
      matriz, son tos más frecuentes en México y en América Latina lo que
      tal vez
      se deba á condiciones genéticas o étnicas".

      una vacuna terapéutica

      La vacuna terapéutica que estará disponible para los médicos en
      septiembre
      se empezó a probar hace casi diez años, una vez que se firmó un
      convenio de
      colaboración entre el Instituto de Investigaciones biomédicas de la
      UNAM y
      el Hospital Juárez de México; dependiente de la Secretaria de Salud.

      Inicialmente, recuerda el doctor López Contreras, "se iba a probar en
      pacientes con cáncer; sin embargo, se hizo un reajuste y se consideró
      prudente que se empezara desde lo básico, es decir, con pacientes
      que fueran
      portadoras del virus con potencial cancerígeno".

      Los resultados fueron magníficos ya que 90 Por ciento de las mujeres
      que
      participaron en el primer protocolo (140, en total) estuvieron
      libres del
      virus tras la aplicación de pruebas de biología molécular.

      Una segunda fase, revela el gineco obstetra, fue el protocolo en el
      que se
      incluyó á 32
      Pacientes portadoras del virus, las cuáles también cursaban con
      lesiones
      precancerosas dé primero y segundo grado. Finalmente, se hizo un
      tercer,
      estudio en 16 voluntarias diagnosticadas con neoplasia intraepitelial
      cervical de tercer grado, o NiC 3, que algunos patólogos consideran
      una
      lesión precancerosa y otros la denominan cáncer in situ. Los
      resultados
      fueron muy semejantes.

      Puedo decir, sentencia el investigador, que "desde hace nueve años he
      vacunado entre 350 y 400 pacientes y el 95 por ciento de ellas
      están libres
      del virus. Recordemos que el sistema defensivo es muy importante
      para que la
      vacuna funcione, por lo que un cinco por ciento de los pacientes
      pueden
      permanecer con el virus después de seis meses, pero con índices más
      bajos.
      Ha habido casos en los que, por ejemplo, una lesión precancerosa
      severa se
      transforma en VPH o en una lesión precancerosa de primer grado; es
      decir,
      tal vez no desaparece, pero disminuye".

      La vacuna mexicana elimina las lesiones precancerosas y protege al
      organismo
      de nuevos ataques del VPH en forma gradual, pero su acción comienza
      en el
      momento justo de su aplicación. Las pruebas demuestran que luego de
      seis
      meses el organismo aprende a generar dos tipos de protección;
      primero, al
      producir anticuerpos específicos contra las proteínas E6 y E7
      (precursoras
      de las lesiones precancerosas) y después, al desarrollar células
      citotóxicas, las cuales poseen un poder destructivo especifico
      contra VPH.

      Este panorama es muy alentador y se cree de acuerdo con el
      entrevistado, que
      la vacuna podría tener un potencial preventivo. Para apuntalar esta
      hipótesis, el ginecoobstetra relata que se ha dado seguimiento a un
      grupo,
      de hombres (esposos de mujeres vacunadas) a los que se identificó
      como
      portadores del virus, pero que nunca se han sometido a tratamiento y
      que no
      utilizan protección en su vida sexual.

      El hecho de que las parejas de estos varones no hayan vuelto a
      desarrollar
      VPH ó alguna lesión precancerosa, dice el especialista, "nos ha
      puesto muy
      contentos y nos ha dado elementos para considerar que la vacuna, a
      largo
      plazo, pudiera ser profiláctica. Pero insisto, en este momento la
      vacuna que
      tenemos es terapéutica porque el existe un gran porcentaje de
      hombres y
      mujeres que ya portan el VPH en este país.

      EL aval de comités de ética

      La vacuna para las mujeres consta de seis dosis, ursa cada semana,
      que se
      aplica directa: el cuello del útero, particularmente en la zona de
      transformación, es decir, el sitio donde los virus y las lesiones se
      desarrollan. En el caso de los varones el tratamiento se ciñe a
      cuatro
      aplicaciones, las dos primeras en los brazos y las restantes en la
      uretra.
      Los efectos secundarios son inocuos y se refieren a un pequeño
      malestar tras
      la segunda dosis y á un cuadro de fiebre moderado, el cual desaparece
      rápidamente.

      El doctor López Contreras explica, ante la desconfianza que pudiera
      generar
      este desarrollo científico, que "todos los protocolos que se han
      hecho han
      seguido las normas internacionales que marca la ética médica y las
      buenas
      práctica clínicas. Además, y eso quiero ponerlo con mayúsculas, han
      tenido
      el aval de los diferentes comités de ética de las instituciones en
      donde se
      han practicado como el Hospital Juárez de México, el Hospital de
      Troncoso y
      el Hospital Gineco 4 del IMSS.

      Para ratificar la calidad y eficacia de la vacuna, el investigador
      comenta
      que la vacuna ya está registrada ante la Secretaría de Salud y que
      cuanta
      con la patente correspondiente en Estados Unidos. Además, señala,
      todos los
      resultados se han publicado en las mejores revistas científicas del
      Mundo
      entre otras Journal of Medical Virology y Human Gentherapie.


      Un saludo
    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.