Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

Te recomiendo leer lo siguiente: Demasiado ocupado para un amigo?

Expandir mensajes
  • Lic. Luis Felipe Gaspar
    Que tengas un excelente fin de semana: Demasiado ocupado para un amigo? Cierto día una maestra pidió a sus alumnos que pusieran los nombres de sus
    Mensaje 1 de 1 , 5 ago 2005
    Ver origen
    • 0 Archivo adjunto

      Que tengas un excelente fin de semana:

       

       

      Demasiado ocupado para un amigo?

       

      Cierto día una maestra pidió a sus alumnos que pusieran los nombres de sus compañeros de clase en una hoja de papel, dejando un espacio entre Nombres. Después les pidió que pensaran en la cosa más linda que pudieran decir de cada uno de sus compañeros y que lo escribieran debajo de su nombre.

       

      Tomó el resto del período de la clase la tarea encomendada para poder terminar lo pedido. A medida que los alumnos dejaban el aula, entregaban a la maestra la hoja de papel.

       

      Durante el fin de semana la maestra escribió el nombre de cada uno de sus alumnos en hojas separadas de papel y copió en ella todas las cosas lindas que cada uno de sus compañeros había escrito acerca de él.

       

      El lunes ella entregó a cada alumno su lista. Casi inmediatamente toda la clase estaba sonriendo. "¿Es verdad?", ella escuchó a alguien diciendo casi como en un susurro. "Yo nunca supe que podía significar algo para alguien", y "Yo no sabía que mis compañeros me querían tanto", eran los comentarios. Nadie volvió a mencionar aquellos papeles en clase.

       

      La maestra nunca supo si ellos comentaron su contenido con alguno de sus compañeros o con sus padres, pero eso no era lo importante. El ejercicio había cumplido su propósito. Los alumnos estaban felices consigo mismos y con sus compañeros.

       

      Aquel grupo de alumnos siguió adelante y progresó. Varios años más tarde uno de los estudiantes fue muerto en Vietnam y la maestra asistió a su funeral. Ella nunca antes había visto a un soldado en su ataúd militar. El se veía tan bonito y tan maduro.

       

      La iglesia estaba llena con sus amigos. Uno a uno de aquellos que tanto lo apreciaban caminaron silenciosamente para darle una última mirada.

       

      La maestra fue la última en acercarse al ataúd. Mientras estaba allí, uno de los soldados que actuaba como guardia de honor se acercó a ella y le preguntó: "¿Era usted la profesora de matemáticas de Marcos"?.....

       

       

      Para leer el resto de este mensaje da click a este link:

       

       

       

       

       

      http://foros.enlaweb.com.mx/viewtopic.php?p=57203#57203

       

      Especialistas en desarrollos de internet e Intranet

          Lic. Luis Felipe Gaspar

                      www.QSI.com.mx

         Tel. (686)-555-6783 - Cel. (686) 173-9347

       

       

       

       

    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.