Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

44NOTA DE COLOR

Expandir mensajes
  • Livia Díaz
    1 feb 2006

      “¿EN QUÉ MOMENTO LA MUJER SE CONVIRTIÓ EN MERCANCÍA?”: MARCOS

      Por Livia Díaz.

      “ Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia, y si no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan parlamento”

      Nelson Mandela

       

      “¿Cuándo se convirtió en una vergüenza ser mujer, niño, joven, anciano?” Repetía Marcos –el delegado Cero, de la Otra Campaña- este martes en Papantla, Veracruz.

      Entre otras preguntas, entre las que insistió en reiteradas ocasiones sobre el tema de la “tercera edad” dijo: “¿Cuándo se convirtieron en estorbo los ancianos, como les dicen ahora “tercera edad?”.

      ¿Cuándo se volvió delito ser mujer, hasta el grado de ser asesinada, no nadamás en un estado, ni en Juárez, sino cotidianas, y en todos lados?. ¿En qué momento se convirtió en un símbolo de venta? A imagen y semezanza de una mujer que se viste bien, con el dinero que le dimos con nuestros impuestos.

      ¿En qué momento se convirtió en delito ser sexo servidora?, mientras que a ellas las meten a la cárcel, andan fuera y libres otras y otros que no tienen llenadero, quieren nuestras casas, quieren nuestras tiendas, nuestro trabajo, nuestra tierra, hasta convertir esto en un desierto.

      Mientras hablaba Marcos en el micrófono, unas 300 personas desde abajo hacían toda clase de comentarios.

      Ciudadanos papantecos, pozarricenses, y del carrizal y otras comunidades, se unieron al evento, que inicialmente fue anunciado junto al Mural de la Plaza Principal , y se realizó en el kiosco del parque central.

      A él llegaron delegados, solidarios, simpatizantes, y mirones, estaba plagado de incógnitas. Cada persona tenía su propia versión al respecto, y también del cómo debiera hacerse.

      También tenían sus propias ideas sobre los métodos, el discurso y el lenguaje, y hasta el escenario. En un extremo de la plazuela, miembros de una organización socialista colgaron afiches de Marx, Engels, Lenin, Trotsky y Stalin, y minutos antes de la llegada del “sub”, fueron invitados por el maestro de ceremonias a “que lo quiete”, “que quiete a Stalin, pero puede dejar a los demás”, para no “herir ideologías”, “en una manera de respeto”.

      ¿En qué momento ofende la creencia de este la fotografía de Stalin? –se preguntaron- Y no le hicieron caso.

      También hubo letreros y pancartas, una señora portaba un cartón que decía “la revolución está en tus manos tú decides”.El ambiente era de una reunión, y de alegría.

      A la llegada de Marcos al kiosco, los organizadores se las vieron duras para alejarle a la prensa, que indignada -por una multianunciada conferencia de prensa, se dejó venir de todos lados- al ver truncadas las promesas de entrevista, y diálogo con el sub, pues recibieron la negativa, y el aislamiento, comenzaron  los reclamos, que ocasionó más de dos acaloradas discusiones con representantes de televisoras, y empresas de radio.

      “Asómate Marcos”, “sonríe Marcos”, le gritaban mujeres adultas y le pedían que se acercara al barandal del kiosco, tanto para verlo bien como para tomarle fotografías, con celulares y otras máquinas.

      El sub, sonrió y también correspondió en principio a la gente; más tarde quitaron las mantas para “que se viera bien”.

      El sub, tuvo que intervenir tras el segundo orador para apaciguarlos, porque la gente no le dejaba hablar, esperando sus palabras.

      “El discurso del sub, el mismo”; “los ataques a Martha Sahagún, reiterativos”; “el mensaje arcaico”. Han sido comentarios y titulares del día en la región. Entre otros mensajes, Marcos dijo “quién puede funcionar bien si tenemos a ese idiota de presidente”.

      “Estamos cansados de que ser joven sea un delito. Hasta cuando vamos a aguantar las extorsiones por ser acusado de vagancia”.