Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

LA UNIVERSIDAD ESPIRITUAL

Expandir mensajes
  • Nombreluis antonio Barriga Vergel
      Desde hace 25 años estáen Colombia   La universidad Espiritual   En Bogotá, Cali, Medellín y Tunja más de 500 estudiantes toman clases de calidad de
    Mensaje 1 de 1 , 30 nov 2008
    Ver origen
    • 0 Archivo adjunto

       

      Desde hace 25 años está en Colombia

       

      La universidad

      Espiritual

       

      En Bogotá, Cali, Medellín y Tunja más de 500 estudiantes toman clases de calidad de vida, resolución de conflictos, control del estrés, fortalecimiento de la autoestima y manejo de miedos.

       

      mariana suárez rueda

       

      El acelerado ritmo de vida de la so­ciedad moderna, la presión por mantener un nivel socioeconómico que permita tener comodidades y lujos, el constante estrés laboral y la sensación de vacío y soledad de la que se quejan cientos de per­sonas en el mundo impul­só, hace 72 años, a Bra-hma Baba, un co­merciante hindú, a crear un lugar de­dicado a la ense­ñanza de la espiri­tualidad.

       

      Una universi­dad en la que los estudiantes aprendieran, a tra­vés de clases prác­ticas y teóricas, có­mo enfrentar sus miedos, resolver conflictos, pensar positivo, manejar la presión, fortalecer su autoestima y dirigir su energía mental para lograr respuestas y acciones acer­tadas y efectivas en sus vidas. Así fue como nació Brahma Kumaris, una organización sin ánimo de lucro certificada como una entidad de carácter consulti­vo por la ONU y la Unicef, en la que están matriculados un millón de alumnos que asisten a clase en las diferentes sedes ubicadas en 120 países. Los profesores son profesionales en áreas como Ad­ministración de Empresas, Eco­nomía, Derecho e Ingeniería, que después de haberse preparado espiritualmente quisieron ense­ñar a otros cómo llevar una vida apacible y sin preocupaciones.

       

      Los únicos requisitos que tuvie­ron que cumplir para convertirse en docentes de la Universidad Es­piritual Brahma Kumaris, fue ha­ber alcanzado un nivel profundo de meditación, asistido a todas las clases del programa de estudios y asumido un estilo de vida saluda­ble que incluye el vegetarianismo.. Manuel Cerón, subdirector de la sede principal de esta universidad en Bogotá, confiesa que durante su adolescencia sintió un gran vacío en su vida, que se acentuaba cuan­do llegaba a su casa después de una noche de rumba.

       

      Durante meses trató de encon­trar un "algo", como él mismo lo llamaba, que le brindara tranqui­lidad.

       

      A los 27 años, después de graduarse como administrador de empresas y de realizar una maestría en economía, asistió por primera vez a una de las clases de meditación que se dictan en la universidad.

       

      Al comienzo creyó que era un grupo religioso, pero luego dice haber descubierto que era un escenario para cultivar el espíritu. Sin embargo, algunas personas que han asistido como Margarita García, sintieron que se trataba de una secta y prefirie­ron salirse. "Me pareció un poco extraña la actitud de todos y que tuvieran cuadros del fundador de la universidad por toda la casa".

       

      La vida en el campus

       

      A las 6:30 de la mañana comienzan a llegar los estudiantes, hom­bres y mujeres entre los 18 y 70 años vestidos con una prenda de color blanco (es como su unifor­me, un distintivo que según los profesores les recuerda que son seres espirituales), a una clase de espiritualidad llamada Murli, que se dicta todos los días en las cinco sedes de la universidad que hay en Bogotá en los barrios de La Candelaria, La Castellana.

      Todos los días más de 70 personas asisten a la clase de meditación en una de las sedes de Bogotá, que dicta el profesor Manuel Cerón. /Fotos osear Pérez-e Espectador

       

      La primera clase de meditación comienza a las 6:30 de la mañana. En todos los salones hay un cuadro del fundador de la universidad, Brahma Baba

       

       

       

      Simultáneamente los alumnos que estudian en Medellín, Cali y Tunja también comienzan su jor­nada con esta actividad.

      Durante 45 minutos un profundo silencio se apodera del salón y los es­tudiantes, dirigidos por su maestro, intentan conectarse con su ser espi­ritual a través de la meditación. "El objetivo es limpiar el alma, así como nos bañamos todos los días para asear nuestro cuerpo debemos hacer con nuestro espíritu

      Antes de ingresar al salón los estudiantes deben quitarse los zapatos, en señal de respeto como es costumbre en la India. Una vez finaliza el primer curso de la ma­ñana, hay un pequeño descanso hasta las 10:00, hora en la que comienzan diferentes clases que los estudiantes toman de acuerdo con sus necesidades espirituales.

      Como, por ejemplo, El secreto del éxito y la prosperidad, Cómo ha­cerse constantemente poderoso, Amor y desapego, La clave para hacer lo imposible posible, Mujer y espiritualidad, entre otras.

       

      En la tarde también se dictan otros cursos y a las 7:00 de la noche hay una meditación colectiva. Al­gunos días, incluyendo los fines de semana, reconocidos profesores de Brahma Kumaris, que vienen de otros países, dictan conferen­cias especializadas. Este 21 de sep­tiembre, por ejemplo, estará en el Gimnasio Moderno Kala lyengar, pediatra hindú, representante de Brahma Kumaris ante la Unicef, directora del Peace Village Lear-ning & Retreat Center en Nueva York y profesora especializada en clases de meditación, vida libre de strés y pensamiento positivo.

       

       


      Ingresar a la Universidad Espi­ritual no tiene ningún costo. "Suena imposible de creer, pero nosotros funcionamos con apor­tes voluntarios de los estudian­tes", aclara Cerón. A la entrada de las sedes hay una mesa con una pila de sobres en los que cada alumno deposita la cantidad de dinero que desee y que esté en ca­pacidad de dar. Carolina García, una joven de 30 años, cuenta que da cerca de $100.000 mensuales. Adicionalmente, la mayoría dona una parte de su tiempo para ba­rrer y limpiar los salones, la cocina y los baños. "Cada uno da de acuerdo con lo que recibe", dice José María Gómez, un ingeniero que desde hace más de diez años asiste a Brahma Kumaris.

       

       

       

      Aunque los cursos que se dictar han tenido gran acogida, esta ins­titución no está inscrita formal­mente en el Ministerio de Educa­ción ni tiene la autorización pare entregar diplomas. Precisamente los directivos de las sedes en Co­lombia están trabajando pare abrir un diplomado en Calidad de Vida, que contará con la colabo­ración de varias universidades con el objetivo de poder otorgarle un título a sus egresados..

       

      "Nuestro objetivo es formar per­sonas que desarrollen su poder es­piritual, para que puedan desempe­ñarse en sus profesiones", advierte Cerón. Y agrega que quién obtenga los méritos suficientes podrá sei docente de la institución, pero este labor no tiene remuneración.

       

      Entre tanto, el resto de profeso­res se encuentran ocupados eli­giendo a los alumnos colombiano; que el próximo mes viajará a la In­dia a conocer la sede principal dí Brahma Kumaris. Los escogido; serán quienes hayan  asistido á to das las clases y transformado radi­calmente sus vidas hasta alcanza] la espiritualidad.]!

       

                                                          

      La Universidad permite a los estudiantes alcanzar una paz profunda y descubrir cómo desarrollar el poder espiritual en la vida diaria".

      Marcelo Bulk, coordinador Brahma Kumaris en Colombia

       

      Programa de estudios

       

      Introducción a la meditación:

       

      Consiste en comprender la relación entre espíritu y materia, mente y cuerpo, el alma y el mundo material, a través de la meditación Raja Yoga. Pensamiento positivo: Esta clase busca enseñar cómo utilizar la energía de la mente, para crear pensa­mientos que proporcionen mayor felicidad y satisfacción.

       

      Vivir sin estrés:

       

      A través de este curso se pretende que el estudiante sepa comprender, manejar y evitar el estrés.

       

      Dirección personal y liderazgo:

       

      Dirigido a profesionales con cargos directivos que quieran aprender a manejar sus pensamientos, emociones y comportamientos con sus empleados.

       

      Los secretos de la autoestima:

       

      Por medio de este curso los estudiantes aprenden a aumentar y mantener la autoestima, a saber quiénes son y a darse cuenta de los atributos positivos que poseen como individuos.

       

      El verdadero alcance del perdón:

       

    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.