Cargando ...
Lo sentimos. Ocurrió un error mientras se cargaba el contenido.

*De Impacto*Joven autista sobrevive a las llamas en casa

Expandir mensajes
  • Alma Lujan
    Joven autista sobrevive a las llamas en casa Es la tercera vez que se incendia el hogar de la familia Alvarenga Flores. Ayer hubo mayores pérdidas materiales.
    Mensaje 1 de 1 , 1 oct 2007
    Ver origen
    • 0 Archivo adjunto
      Joven autista sobrevive a las llamas en casa

      Es la tercera vez que se incendia el hogar de la familia Alvarenga Flores. Ayer hubo mayores pérdidas materiales.
       
      El joven Óscar Wilde Alvarenga Flores sobrevivió ayer en la tarde al tercer incendio que se registra en su vivienda, la casa número 37 del pasaje 2 en Montes de San Bartolo III (Soyapango). Ni vecinos ni familiares recuerdan las fechas de las otras desgracias. Alvarenga Flores nació hace 18 años, y desde entonces padece de síndrome de autismo, según su madre, Carmen Flores de Alvarenga.
      Según la versión policial, el fuego se originó en la cocina; se presume que el muchacho estaba jugando con fósforos que estaban inmediatos a esta.
      Doña Carmen asegura que su hijo no puede hablar, debido a su padecimiento. Sin embargo, los vecinos se percataron del incendio por los gritos que el joven emitía desde el patio de su casa: “Alto el fuego”.
      Ellos llamaron a las 3:20 de la tarde al Cuerpo de Bomberos y a la subdelegación de la Policía Nacional Civil de Soyapango para que se presentaran a apagar las llamas, pero otros vecinos se dedicaron a enlazar mangueras desde sus casas para poder sofocar el fuego. Lo lograron. Cuando los bomberos llegaron no había más llamas. También abrieron a golpes la puerta principal de la vivienda para rescatar a Óscar, refugiado en el patio.
      El fuego consumió más de la mitad de la casa, el techo y electrodomésticos. Según Flores de Alvarenga, las pérdidas suman aproximadamente $1,200.
      A cargo del cuido de Óscar se encontraba Reina (no se especificó su apellido), quien desapareció. Ella no es de la familia, según aseguró doña Carmen, “pero son como 15 años de tenerla en la casa”.
      Cerca de las 3:30 de la tarde, Marta de Escobar, una vecina, llamó a Melisa, hermana de Óscar, para avisarle que la casa de su madre se estaba incendiando y que su hermano se encontraba en el interior.
      Los familiares aseguran que Óscar le teme al fuego: “Él se asusta cuando ve fuego”. Pero los vecinos, al contabilizar las tres ocasiones en que la casa se ha incendiado, afirman que es por “falta de cuidado” con el joven.
      Flores de Alvarenga trabaja y no puede cuidar de su hijo. Sentada en un taburete en el centro del patio de su casa, el único mueble intacto, reflexionaba sobre la posibilidad de internar a Óscar en una clínica asistencial, pues aseguraba, resignada y sin hallar una salida al desastre, “esto es demasiado”.




      ¡Sé un mejor fotógrafo!
      Perfecciona tu técnica y encuentra las mejores fotos en:
      http://mx.yahoo.com/promos/mejorambientalista.html
    Su mensaje se envió con éxito y se entregará al destinatario en breve.